14/5/17

DESTINO: ¡Grand Junction, CO!




Sabía que los viernes eran los días de dar familia, había estado hablando de ello durante el recreo con mi mejor amiga, pero para nada me imaginaba que me la iban a dar a mí esa semana.

Ya eran alrededor de las siete de la tarde y ya descartaba cualquier posibilidad; de hecho, no habían dado ninguna familia en toda la tarde. Estaba justo abriendo la puerta de casa cuando se me ocurrió abrir el correo electrónico y ahí estaba: "COMUNICACIÓN DE FAMILIA ANFITRIONA". 

En ese primer correo solo me comunicaron que mi familia anfitriona estaba compuesta por un matrimonio, Kevin y Tisha y, ni más ni menos que ¡cuatro hermanas!: Hannah, Hailey, Paige y Kynlee. Os podéis imaginar mi ilusión al leer eso, pero a eso le tenía que sumar la intriga de no saber todavía el destino, porque ni tan siquiera mencionaban el estado en ese correo.

Después de llamar a mi madre, volví a abrir mi bandeja de entrada y me encontré con otro correo, esta vez mucho más largo e interesante. Este sí que sí: Grand Junction, Colorado, una pequeña ciudad de alrededor de 60.000 habitantes. Aquí ya me encontré con todo perfectamente detallado: la que será mi casa, el Caprock Academy High School, mi instituto, y un montón de información que no hizo más que hacer de aquel uno de los momentos en los que más ilusión he tenido. No había nada que no me gustase, todo me parecía increíble.



A día de hoy, la ilusión solo ha aumentado; he hablado con la familia, con amigos, con gente que ha estado allí y, sinceramente, no podría estar más contenta con la suerte que he tenido: la familia es increíblemente amable conmigo y las personas solo me han hablado maravillas del instituto y de la ciudad, o sea que cada vez estoy más segura de que mi experiencia allí va a ser preciosa.


Va a ser increíble.

No hay comentarios:

Publicar un comentario