3/9/17

# Mi vida en USA

(+41) SEPTIEMBRE, QUÉ BIEN SUENA


El lunes se cumplía la primera mitad del cuarto escolar: el curso se divide en cuatro, de diez semanas cada uno; por tanto, nos dieron una especie de boletín informativo, y la verdad es que de momento estoy bastante contenta con las notas. 
Ya no es la primera vez que lo hacemos, pero en Teatro tuvimos la clase al aire libre: teníamos que estudiar un monólogo, por lo que nos dejaron ir afuera. El día terminó con un examen de nivel de inglés que les han obligado a hacer este año a los estudiantes de intercambio, y he de decir que el pobre profesor que me lo estaba haciendo se estaba quedando dormido: lento y larguísimo, a mí se me cerraron los ojos unas cuantas veces también.

El martes salimos un poco antes de clase porque teníamos un partido en Hotchkiss: menuda pasada de instituto, tuve un momento para ir al baño y pensé que estaba en High School Musical. Hasta los árboles de la entrada tenían los colores del equipo. Volvimos a perder, pero estuvimos a punto de no hacerlo, lo cual es un paso. 



El viaje de vuelta fue muy divertido: en una parada un hombre nos enseñó a usar un "yippee stick", como él le llamó, pero que según Internet también puede ser un "gee-haw whammy diddle": al parecer es un juego tradicional americano, y básicamente te engaña con una ilusión óptica. Después de hacer algún truco más, y dándonos ya las tantas de la noche, volvimos a casa. 

mejor tirar de una foto de Internet



El miércoles nos libramos de correr la milla porque hicimos un calentamiento con los chicos de fútbol; como les ganamos, pudimos escoger un castigo, por lo que les hicimos mover el culo como si estuviesen escribiendo su nombre completo en cursiva: fue muy divertido, la verdad.

También me he anotado en el comité del baile, que preparará el que se avecina para el día 15, y en el club de Francés, que pinta bastante bien.

El jueves fue Spirit Day, por lo que la gente podía llevar una camiseta del instituto de parte de arriba, pero no todo el mundo lo hizo. No lo comenté en la entrada anterior, pero los jueves es el día en el que podemos tomar un hot lunch, en el cual, por un precio muy baratito, podemos pedir lo que ofrezcan esa semana: si la semana pasada era Domino's Pizza, esta tocó Taco John's.

El jueves también era último día de mes, por lo que al final del día nos sacaron afuera, le cantaron el "Cumpleaños feliz" a los que lo habían tenido en agosto y nos dieron cupcakes a todos.

El viernes había partido de volleyball, aunque esta vez solo jugaron las del equipo de Varsity, entre las que está Hannah, por lo que lo fuimos a verlo. Era en Ouray, un pueblecito a casi dos horas de aquí, y la verdad que ha sido uno de los sitios más bonitos en los que he estado: visitamos el Box Canyon Park, que es una parque natural precioso con unas cascadas impresionantes, después fuimos a tomar un helado y, tras entrar en algunas tiendas con cosas bastante originales, fuimos a ver el partido. Me lo pasé sujetando la tablet porque me pidieron que lo grabase, pero fue entretenido. La verdad es que solo le puedo decir "gracias" a esta familia por llevarme a tantos sitios y tratarme tan bien.



A la vuelta paramos en Montrose a comer comida mejicana: si ya me gustaba antes de venir, ahora os puedo asegurar que es mi tipo de comida favorita. También pude probar la CocaCola de lima y de naranja y, aunque mi trayecto de ida se basó en dormir, en el de vuelta vimos Maléfica en el coche.


El sábado por la mañana quedamos para ir al centro comercial porque Ashlyn, la hija de la coordinadora y compañera de equipo, quería ayudar a Lin, su estudiante de intercambio de Tailandia, a hacer amigos. Al final nos juntamos unas cuantas: Marija de Serbia, Alice de China (hizo el año aquí con mi organización el año pasado, pero ha decidido volver otro más por su cuenta), Ashlyn y Lin, Hannah y yo. Entramos en muchísimas tiendas de ropa, en una hecha específicamente para Halloween (impresionante) y acabamos comiendo todas juntas: en la zona de restauración los restaurantes están alrededor y hay mesas en el medio, por lo que, si se va en grupo, cada uno puede pedir lo que quiera en donde quiera y luego juntarse todos en el centro, que es lo que hicimos.

El sábado terminó con comida y china y con mi primera galleta de la suerte, algo que llevaba queriendo probar desde que era pequeña.

"Fate happens now, you decide"

"El destino ocurre ahora, tú decides"



El domingo ha sido un día tranquilo, de deberes y de Skype. Mañana es Labor Day, el Día del Trabajo, por lo que no tenemos clase. Aunque, como nuestro cole solo tiene de lunes a jueves, tenemos que ir el viernes para recuperarlo.

También os dejo por aquí una de las frases que leí en las orlas del instituto al que fuimos el viernes y que me encantó:

"Un día tu vida pasará por delante de tus ojos; asegúrate de que es algo que vale la pena ver"

Cuando llegué veía Labor Day, y septiembre en general, como algo muy lejano, y ahora aquí estoy. No ha sido fácil estar en el cole mientras veía vuestras publicaciones de Instagram en pleno agosto; al fin y al cabo, este mes siempre ha sido sinónimo para mí de fiesta, río, paseos nocturnos y mañanas que empiezan a las dos de la tarde. Y la verdad que, aunque no estéis contentos por ello, me resulta un alivio que empecéis por fin el colegio. La adaptación va mejor, pero sigo esperando que mejore: quiero ser capaz de vivir al 100% el presente, pero al fin y al cabo todo en esta experiencia han sido fechas, por lo que, aunque quiera, todavía no puedo evitar tener junio constantemente en mente.

¡Hasta la próxima semana! ❤️













No hay comentarios:

Publicar un comentario